Croquetas de pavo

Las croquetas se han convertido en un plato imprescindible en cualquier menú tradicional de la cocina española, lo cierto es que su origen está en la gastronomía francesa donde recibe en nombre de croquette. Alrededor de todo el mundo también se pueden encontrar muchas variables que se han adaptado a los productos de cada lugar. Por ejemplo, en Argentina, las croquetas tienen más parecido a una albóndiga frita, mientras que en Alemania y Bélgica suelen prepararse rellenas de patata. Korokke es el nombre que reciben en Japóny kroket en Holanda. De jamón, de pollo, de queso, de bacalao, las croquetas admiten una gran cantidad de rellenos e ingredientes.

Yields1 Serving

 200 g de leche entera
 100 g de carnes picada de pavo
 40 g de mantequilla
 4 tsp de harina de trigo
 1 cebolla mediana
 1 huevo
 Pan rallado
 Pimineta
 Sal

1

Pela y pica la cebolla en pequeños trozos.

2

Pon una sartén a calentar a fuego medio y derrite en ella los 40 gramos de mantequilla. Agrega la cebolla cortada a la mantequilla derretida y póchala durante 3 minutos.

3

Añade la carne de pavo ya picada a la sartén y déjala que se cocine removiendo cada poco tiempo con una cuchara de palo.

4

Cuando el pavo se haya dorado, agrega las 4 cucharadas soperas de harina de trigo y remueve hasta que empiecen a formarse grumos.

5

Vierte los 200 gramos de leche entera mientras remueves continuamente con unas varillas hasta que la bechamel comience a adquirir una textura espesa.

6

Sazona el relleno con sal y pimienta al gusto. Retira la masa del fuego y viértela en un recipiente limpio. Déjala reposar dentro del congelador durante 30 minutos para que se temple.

7

Bate el huevo con un poco de sal en un plato y echa un poco de pan rallado en otro.

8

Pasados los 30 minutos, saca el relleno del congelador y empieza a hacer las croquetas. Con una cuchara ve cogiendo porciones de relleno y dándoles forma con la mano.

9

Reboza la croqueta en pan rallado, luego pasa por el huevo batido y una segunda vez por en pan rallado.

10

Para freírlas, pon abundante aceite de girasol o de oliva en una sartén honda. Cuando se haya calentado, echa las croquetas por tandas y dales la vuelta para que se cocinen de forma homogénea por todos lados.

11

Cuando la croqueta haya adquirido un tono dorado, sácala del aceite y ponla sobre un poco de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
Una vez se hayan templado un poco ya podrás servirlas.

Ingredients

 200 g de leche entera
 100 g de carnes picada de pavo
 40 g de mantequilla
 4 tsp de harina de trigo
 1 cebolla mediana
 1 huevo
 Pan rallado
 Pimineta
 Sal

Directions

1

Pela y pica la cebolla en pequeños trozos.

2

Pon una sartén a calentar a fuego medio y derrite en ella los 40 gramos de mantequilla. Agrega la cebolla cortada a la mantequilla derretida y póchala durante 3 minutos.

3

Añade la carne de pavo ya picada a la sartén y déjala que se cocine removiendo cada poco tiempo con una cuchara de palo.

4

Cuando el pavo se haya dorado, agrega las 4 cucharadas soperas de harina de trigo y remueve hasta que empiecen a formarse grumos.

5

Vierte los 200 gramos de leche entera mientras remueves continuamente con unas varillas hasta que la bechamel comience a adquirir una textura espesa.

6

Sazona el relleno con sal y pimienta al gusto. Retira la masa del fuego y viértela en un recipiente limpio. Déjala reposar dentro del congelador durante 30 minutos para que se temple.

7

Bate el huevo con un poco de sal en un plato y echa un poco de pan rallado en otro.

8

Pasados los 30 minutos, saca el relleno del congelador y empieza a hacer las croquetas. Con una cuchara ve cogiendo porciones de relleno y dándoles forma con la mano.

9

Reboza la croqueta en pan rallado, luego pasa por el huevo batido y una segunda vez por en pan rallado.

10

Para freírlas, pon abundante aceite de girasol o de oliva en una sartén honda. Cuando se haya calentado, echa las croquetas por tandas y dales la vuelta para que se cocinen de forma homogénea por todos lados.

11

Cuando la croqueta haya adquirido un tono dorado, sácala del aceite y ponla sobre un poco de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
Una vez se hayan templado un poco ya podrás servirlas.

Croquetas de pavo
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *