Crema muselina

Esta crema es ideal para rellenar hojaldres, canutillos o profiteroles. Aunque en casa se suele hacer menos, los restaurantes son más dados a hacer este tipo de crema. Elaborarla en casa es muy fácil, no tiene grandes secretos. En Gusticos de mi Tierra, te contamos cómo hacer crema muselina para que te animes a prepararla en la comodidad de tu hogar y para que rellenes con ella tus postres deliciosos. ¡Quédate con nosotros y sigue leyendo!

AuthorSoramir TorresCategory

Esta receta de crema muselina es una variante de la crema pastelera. Su elaboración es la misma, sólo que se le añade mantequilla, una vez hecha y fría la crema pastelera. Su conservación es de poco tiempo, pero está tan rica que merece la pena hacerla.

Yields1 Serving

 150 g mantequilla sin sal
 1 vaina de vainilla
 350 ml leche
 4 yemas de huevo
 75 g azúcar
 25 g maicena

1

En primer lugar, vamos a sacar la mantequilla del frigorífico para que se vaya ablandando y luego podamos utilizarla mejor. Seguidamente, cortamos la vaina de vainilla por la mitad. Podemos guardar la otra mitad para otra preparación. Cortamos otra vez la media vaina que vamos a utilizar a lo largo y raspamos sus semillas, las cuales añadiremos a la leche junto con la media vaina ya raspada por completo. Llevamos la leche a ebullición y la retiramos del fuego.

2

Mientras la leche se calienta, ponemos en un bol las yemas del huevo, el azúcar y la maicena. Batimos con unas varillas manuales hasta que veamos que no queda ningún grumo de maicena.

3

Una vez tengamos la leche caliente, añadimos un poquito de la leche en el bol donde tenemos batidas las yemas y seguimos batiendo para impedir que estas se cuajen. Seguimos añadiendo poco a poco la leche mientras batimos.

4

Volvemos a poner toda la mezcla en la olla, llevamos al fuego y removemos constantemente hasta que la crema muselina espese.

5

Retiramos la crema pastelera del fuego y la ponemos en otro bol para que enfríe. Cubrimos con un papel film, procurando que pegue en la crema para que no forme una película oscura en la superficie. La dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6

Esperamos unas dos horas hasta que la crema muselina ya no esté caliente y volvemos a batir con unas varillas manuales.
Otra de las cremas pasteleras comúnmente usadas para rellenar postres es la crema diplomática, puedes revisar ambas recetas para decidir cuál es la textura y sabor que combinan mejor con tu postre.

7

Ahora, es el momento de añadirle la mantequilla ablandada a la crema muselina. Lo haremos en tres partes, cortándola en trocitos y removiendo bien con unas varillas para que la mantequilla quede bien integrada.

8

Y llegó el momento de meterla en la nevera para que enfríe y tome cuerpo. Luego, ya estará lista para utilizarla de relleno en lo que quieras, puede ser una crema muselina para una tarta de cumpleaños o para unas deliciosas tartaletas rellenas.

Ingredients

 150 g mantequilla sin sal
 1 vaina de vainilla
 350 ml leche
 4 yemas de huevo
 75 g azúcar
 25 g maicena

Directions

1

En primer lugar, vamos a sacar la mantequilla del frigorífico para que se vaya ablandando y luego podamos utilizarla mejor. Seguidamente, cortamos la vaina de vainilla por la mitad. Podemos guardar la otra mitad para otra preparación. Cortamos otra vez la media vaina que vamos a utilizar a lo largo y raspamos sus semillas, las cuales añadiremos a la leche junto con la media vaina ya raspada por completo. Llevamos la leche a ebullición y la retiramos del fuego.

2

Mientras la leche se calienta, ponemos en un bol las yemas del huevo, el azúcar y la maicena. Batimos con unas varillas manuales hasta que veamos que no queda ningún grumo de maicena.

3

Una vez tengamos la leche caliente, añadimos un poquito de la leche en el bol donde tenemos batidas las yemas y seguimos batiendo para impedir que estas se cuajen. Seguimos añadiendo poco a poco la leche mientras batimos.

4

Volvemos a poner toda la mezcla en la olla, llevamos al fuego y removemos constantemente hasta que la crema muselina espese.

5

Retiramos la crema pastelera del fuego y la ponemos en otro bol para que enfríe. Cubrimos con un papel film, procurando que pegue en la crema para que no forme una película oscura en la superficie. La dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6

Esperamos unas dos horas hasta que la crema muselina ya no esté caliente y volvemos a batir con unas varillas manuales.
Otra de las cremas pasteleras comúnmente usadas para rellenar postres es la crema diplomática, puedes revisar ambas recetas para decidir cuál es la textura y sabor que combinan mejor con tu postre.

7

Ahora, es el momento de añadirle la mantequilla ablandada a la crema muselina. Lo haremos en tres partes, cortándola en trocitos y removiendo bien con unas varillas para que la mantequilla quede bien integrada.

8

Y llegó el momento de meterla en la nevera para que enfríe y tome cuerpo. Luego, ya estará lista para utilizarla de relleno en lo que quieras, puede ser una crema muselina para una tarta de cumpleaños o para unas deliciosas tartaletas rellenas.

Crema muselina
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *